Conocemos como vive Brunete su Semana Santa de la mano de su alcalde, Borja Gutiérrez

Descarga el fichero

Borja Gutierrez

Hoy en Madrid

| 18.03.2016

Borja Gutiérrez Iglesias, alcalde de Brunete.

La Asociación Cultural El Nazareno de Brunete vuelve a conmovernos por segundo año consecutivo con su espectacular representación de la primera Pasión Viviente de la zona oeste de Madrid: El Nazareno. La pasión de un pueblo! Será el sábado a las 21h en la Plaza Mayor y hay entrada gratuita hasta completar aforo.

Brunete es una localidad de la Comunidad de Madrid situada en el oeste, a 29 kilómetros de la capital madrileña. Su proximidad con la capital y el cómodo acceso a través de una buena red viaria de carreteras, como la autovía M-501, hacen de Brunete un municipio bien comunicado con la capital y otras ciudades importantes, lo cual favorece la movilidad laboral de los vecinos, y la visita de turistas, principalmente, los fines de semana.

La población de Brunete se halla en torno a los 10.000 habitantes; es una población joven, en la que destaca el número de jóvenes y niños. Para conocer Brunete es imprescindible venir a visitarlo. Todas las pinceladas que puedan darse al describirlo con palabras, no lograrían hacer al visitante “sentir” Brunete, si no se adentra en sus bellos rincones, sus calles y parques.

Hay que recorrer su Plaza Mayor, observar las cigüeñas que anidan todo el año en la hermosa torre de la Iglesia, escuchar el tañido de sus campanas, degustar la excelente gastronomía, practicar deporte al aire libre, caminar por sus rutas y senderos observando el paraje natural donde se asienta, disfrutar de sus fiestas, de su cultura y de sus tradiciones.

Brunete es un municipio moderno, que ha sabido crecer y desarrollarse adecuándose a la realidad del contexto socioeconómico de la Región de Madrid, sin perder por ello, el sabor de las tradiciones que son la base de nuestra cultura y el referente de nuestra historia.

Esa capacidad de fusionar, en perfecta armonía, tradición y modernidad, hacen de Brunete un pueblo con alma, donde conviven de forma pacífica ciudadanos de más de una veintena de nacionalidades, y en el que los vecinos se involucran activamente mediante su participación, en el desarrollo del municipio.