Ciudadanos mantiene que se abstendrá aunque haya acuerdocon el PSOE

Descarga el fichero

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera

Hoy en Madrid Matinal

| 18.02.2016

El PSOE cree posible cerrar un acuerdo con Ciudadanos el lunes o el martes de la semana que viene después de los últimos avances en la negociación de modo que el partido de Albert Rivera pase de una hipotética abstención a la investidura a un "sí" a Pedro Sánchez en la votación en el Congreso.

Y es que después de la reunión de la comisión negociadora entre ambas formaciones, el vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha reconocido que aún existen obstáculos en las negociaciones con el PSOE, sobre todo en impuestos, mercado laboral y política educativa.

Ciudadanos insiste en que se mantiene entre el "no" y la abstención a Sánchez, y que no contempla de momento un voto favorable a su investidura porque eso fue lo que acordaron los órganos ejecutivos del partido. De mantenerse esa abstención, la investidura no sería posible aritméticamente, salvo que Podemos vote a favor.

"Ninguna de las diferencias es insuperable", ha contestado el portavoz del PSOE, Antonio Hernando, que está convencido de que los "avances significativos" alcanzados en los últimos días les hacen pensar que puedan cerrar un acuerdo entre el lunes y el martes de la semana que viene. Hernando ha quitado hierro al hecho de que Villegas haya dicho que su partido se abstendría en la investidura de Sánchez aunque llegasen a un acuerdo.

Para el portavoz socialista, ésa puede ser la "intención inicial" de Ciudadanos porque el partido de Albert Rivera también trata de convencer al PP, pero el PSOE negocia con ellos para "sumar votos a la investidura" de Sánchez. De momento, ambos partidos han hecho avances "relevantes" en materia de corrupción al prohibir que vayan en las listas electorales o accedan a cargos públicos personas investigadas por corrupción.

También han consensuado el cese automático o la suspensión de cargos electos cuando sean llamados como acusados a juicio oral y la limitación de los aforamientos de diputados y senadores sólo a sus funciones políticas, además de prohibir los indultos a los acusados por corrupción, violación de derechos humanos y violencia de género.

Según Villegas, también hay avances en la lucha contra "el capitalismo de amiguetes" y para que los partidos saquen sus "zarpas" de los organismos constitucionales y reguladores, así como en la transformación del modelo productivo, con la eliminación de trabas burocráticas para la creación de empresas.

También progresan "adecuadamente" en políticas sociales, como que la vivienda habitual no sea embargable a las familias sin recursos y están muy próximos de suscribir un pacto contra la violencia de género y una estrategia específica para combatir el acoso escolar.

Discrepancias más importantes, según Ciudadanos, han encontrado con los socialistas en cómo apoyar a los autónomos y en materia fiscal ya que el partido de Albert Rivera no aceptará que se suban los impuestos a las clases medias y trabajadoras. Más allá de las conversaciones con Ciudadanos, Podemos mantiene su oferta de diálogo con el PSOE, al que ha urgido un día más a que decida si quiere pactar con ellos o con Albert Rivera.