Cae una banda itinerante que cometió más de 120 estafas a ancianos en cajeros

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 07.08.2015

La Policía Nacional ha desarticulado una banda que cometió más de 120 estafas a personas de avanzada edad en cajeros de distintas ciudades españolas y que sólo en el último mes obtuvo 30.000 euros de las cuentas bancarias de sus víctimas, han informado fuentes policiales.

En la operación policial han sido detenidos seis presuntos delincuentes, quienes iban cambiando de lugar de actuación a medida que consideraban que la zona estaba "quemada" por haber llevado a cabo varias acciones delictivas. Solo en el pasado mes de julio, la banda habría cometido delitos en ciudades como Valencia, Santander, Sevilla o Madrid, llevando a cabo 26 estafas y obteniendo más de 30.000 euros, ha informado la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

La investigación en torno a esta organización comenzó cuando la policía recibió numerosas denuncias con las mismas características: personas de avanzada edad que manifestaban que les habían sustraído la tarjeta bancaria al descuido, para después realizar extracciones fraudulentas de dinero en cajeros.

Los miembros de la organización elegían para cometer los delitos a personas mayores, algunas de más de 90 años, a las que era más fácil engañar y que en el caso de ser descubiertos les ofreciesen una menor resistencia. Además, el modo de actuar de la organización era siempre el mismo, el conocido como "la siembra", que consiste en que uno de los miembros se coloca detrás de la víctima observando cómo introduce el número secreto.

Posteriormente, antes de que el cajero expulse la tarjeta, se desvía la atención de la víctima haciéndole ver que se le había caído algo, dinero normalmente, entonces, el segundo miembro del grupo daba el cambiazo a la tarjeta por otra similar, dejándola en el lector del cajero, de tal modo que la víctima no se percataba.

Una vez con la tarjeta y el número secreto, los detenidos se apresuraban a extraer el máximo posible de efectivo de la cuenta corriente hasta que la misma era cancelada. El carácter itinerante del grupo dificultó la localización y detención de los miembros de la organización ya que tras realizar varios delitos en una zona cambiaban de zona o de ciudad donde no fueran conocidos para continuar llevando a cabo sus actividades ilícitas.

La operación, que sigue abierta, se ha saldado con la detención de seis personas, dos de las cuales han ingresado en prisión por orden judicial. La policía no descarta que aumente el número de delitos que se atribuye a esta banda.

Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete