Botella dice que las nuevas tarifas del taxi darán seguridad a usuarios y turistas

Descarga el fichero

( )

Informativo mediodía

| 15.10.2013

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, ha dicho hoy que la regulación de las tarifas del taxi propuesta por el Ayuntamiento a quien va dirigida es "fundamentalmente a quien utiliza el taxi", tanto a los madrileños como a los turistas, para darles una mayor "seguridad".

Botella, en declaraciones en un acto municipal, ha afirmado también que "realmente" el Ayuntamiento había "negociado con el sector del taxi y parece que estaban de acuerdo", aunque ahora las quejas no se han hecho esperar.

Pese a que la alcaldesa ha asegurado no tener "noción" de que las dos principales asociaciones del sector estén en contra, éstas han hecho público ya su rechazo.

La Asociación Gremial de Auto-Taxi de Madrid ha calificado de "falta de respeto" e "irresponsabilidad" que el Ayuntamiento haya comunicado la propuesta de tarifas para 2014 cuando éstas estaban "en proceso de negociación" y ha indicado que no descarta movilizaciones en el sector.

Por su parte, la Federación Profesional del Taxi de Madrid ha tachado de "imposición" a los usuarios y a los taxistas la nueva tarifa fija de 30 euros entre Barajas y la zona del centro de Madrid dentro de la M-30 y ha augurado que provocará una caída de usuarios "importantísima".

En opinión de Ana Botella, esta regulación tarifaria pretende dar a los usuarios, sobre todo a los turistas, "seguridad".

"Es muy importante saber que cuando coges un taxi para ir o volver de Barajas tienes una seguridad en lo que te van a cobrar", ha señalado.

En este sentido, la alcaldesa ha manifestado que "había también que preguntar a los usuarios y a las asociaciones de consumidores, que hay muchos que están de acuerdo".

El Ayuntamiento de Madrid ha propuesto a la comisión de precios de la Comunidad de Madrid que el viaje de taxi desde el aeropuerto de Barajas tenga un coste mínimo de 20 euros y que el precio sea fijo, de 30 euros, en el caso de trayectos entre Barajas y cualquier punto de la zona centro de la ciudad situado dentro de la M-30, con independencia del punto de salida.

Además, establece una subida media de las tarifas de 1,25 % y la simplificación de la bajada de bandera, de 2,40 euros de lunes a viernes en horario diurno -de 6.00 a 21.00 horas- y de 2,45 en horario nocturno, fines de semana y festivos.