Basilio Luis Gurrea, empresario de alimentación, violaba a prostitutas con las que contactaba a través del periodico Segunda Ma

Descarga el fichero
01.01.1970

Un violador, en el banquillo