Aumenta la cifra de muertos y los damnificados. Los efectos del huracán Irene todavía no han pasado.

Descarga el fichero
30.08.2011

Todavía hay zonas inundadas en la costa este de Estados Unidos, hogares sin electricidad y miles de evacuados que no han podido regresar a sus casas. El cauce de los ríos todavía no ha disminuido y existe preocupación por el nivel de agua de las presas, que sigue aumentando mientras la tormenta pasa por Canadá. Las pérdidas económicas son incalculables y Barak Obama advierte que esto aún no ha acabado.