Aquí no hay playa. Programa del viernes 8 de junio de 2012

Descarga el fichero

Aquí no hay playa

| 08.06.2012

Nos visita nuestro jardinero de guardia, Pedro Martín. Pensando en las vacaciones, si se tiene la suerte de disponer de ese tiempo y del dinero necesario, vamos a irnos a la montaña. La Maison Blanche, una mezcla perfecta de gastronomia y moda. Nos vamos a Macabeo, el supermercado ecológico más grande de España. Presenta: Carlos Honorato.

Se sortea un empleo

Para optar al premio, un puesto de trabajo con un sueldo de 20.000 euros al año, hay que estar dispuesto a ceder datos personales y recibir publicidad de los patrocinadores

Nada mejor para hacer negocio en tiempos de crisis que ofrecer lo que muchos buscan con desesperación: un empleo. La curiosa iniciativa ha surgido de una empresa publicitaria que ofrece un puesto de trabajo "estable" durante un año con un sueldo de "20.000 euros brutos al año", en cualquier provincia española y "con alta en la Seguridad Social". La campaña para dar a conocer este insólito sorteo comenzó hace pocos días en las marquesinas de algunas paradas de autobús y está difundiéndose rápidamente a través de las redes sociales. Optar a conseguir el trabajo no cuesta ni un euro y la posibilidad de ser contratado es real aunque el participante deberá armarse de paciencia y ceder sus datos personales a anuncianes, que serán los que acabarán contratando al ganador.

Si le urge encontrar trabajo, mejor cambie de opción ya que el sorteo se realizará ante notario dentro de un año, la semana del 3 al 7 de junio de 2013, entre aquellas personas que se hayan apuntado. El sueldo se repartirá en 12 pagas iguales y se garantiza que el afortunado percibirá los 20.000 euros incluso si las empresas patrocinadoras no pudiesen asumir la contratación de nadie en el momento del sorteo. Eso sí, el agraciado deberá cumplir con sus obligaciones en el trabajo ya que en las bases de concurso se especifica que "la obtención del premio no exime al ganador del desempeño correcto del puesto de trabajo y las tareas asignadas".

Atención a la letra pequeña.

En la web que promociona el sorteo se puede acceder a los términos y condiciones del mismo donde se explica la mecánica del concurso. Entre otros apartados destaca el que informa a los participantes de que a partir de ahora "dan su autorización para la recepción de publicidad por parte de la compañía y por parte de las empresas que patrocinan la promoción". Es decir, que nuestro correo electrónico, dirección postal y número de móvil formará parte de una base de datos para que nos comuniquen ofertas comerciales. Si el usuario quiere darse de baja para dejar de recibir la publicidad, asumirá "la pérdida del derecho a participar en el sorteo".

Durante el año que falta para conocer al ganador, el participante debe proporcionar información veraz y estar localizable en el momento del sorteo ya que de lo contrario se declarará desierto. Quizás la clausula más sorprendente es la novena, donde se asegura que "el organizador se reserva el derecho a terminar la promoción en cualquier momento", sin especificar qué pasaría entonces con el premio.