Alumnos españoles empeoran sus resultados en la prueba de PISA de resolución de problemas de la vida cotidiana

Descarga el fichero

Alumnos en clase (Archivo)

Informativo mediodía

| 01.04.2014

Los alumnos españoles empeoran sus resultados en la prueba de resolución de problemas de la vida cotidiana del Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA) de 2012 con una puntuación de 477 puntos, 23 por debajo de la media de la OCDE (500 puntos) y cinco puntos menos que en la realizada en el año 2003. Así, España se sitúa en el puesto 23 de los 28 países de la OCDE que participan en esta prueba.

Aunque los resultados de Lectura, Matemáticas y Ciencias de la edición de PISA 2012 se dieron a conocer el pasado 3 de diciembre, la OCDE presenta este martes, de forma separada, los relativos al área transversal de 'resolución de problemas', que en esta ocasión se han realizado en formato digital. Para la realización de estas pruebas, PISA evaluó a 2.700 alumnos españoles de 181 institutos.

Los resultados demuestran que los estudiantes tienen dificultades para comprar la combinación de billetes si surgen complicaciones, como perder uno de los medios de transporte, tener que pagar una penalización, retrasos... También presentan dificultades para manejar y programar aparatos electrónicos complejos, aunque cotidianos, como un mp3, una aspiradora o el termostato del aire acondicionado o calefacción.

"El objetivo no consiste en lo que los estudiantes han aprendido, sino si pueden extrapolar lo que saben y trasladarlo de forma creativa. La economía mundial no se centra solo en lo que se sabe, sino en lo que se puede hacer con lo que se tiene; la empleabilidad depende de la capacidad para aplicar lo que se ha aprendido", ha aseverado el director de PISA, Andreas Schleicher, que ha acompañado a la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Montserrat Gomendio, en la presentación de los resultados.

Más sobre: PISASuscrbeteSuscríbete