Abierta la división en el PSOE tras el voto de 15 diputados incumpliendo el mandato de la gestora

Descarga el fichero

Javier Fernández, PSOE

Hoy en Madrid Matinal

| 31.10.2016

La brecha de división en el PSOE se ha abierto un poco más después de que 15 diputados socialistas hayan incumplido el mandato de la dirección del partido sobre la abstención y hayan votado 'no' a la investidura de Mariano Rajoy. Ahora es la Gestora socialista quien tiene que decidir qué medidas toma respecto a los díscolos.

El PSOE tras el momento histótico de la abtención vivido este sábado en el Congreso continúa reflejando la división entre los que defienden la medida y los que se opusieron.

15 diputados socialistas han incumplido el mandato del partido y votaron NO a Mariano Rajoy. Tras la votación, la gestora emitió un comunicado en el que subrayaba que el acto de indisciplina estaba dentro de las previsiones y ahora tiene que decidir qué castigo va a imponer a los díscolos.

Según los estatutos del PSOE, pueden ser denunciados en el Comité Federal. Las medidas pueden ir desde la multa de 600 euros a la expulsión de partido, pero parece ser que esta última opción no se contempla y desde la propia gestora están tratando de minimizar las consecuencias.

Sobre este asunto se ha pronunciado este domingo el eurodiputado socialista, José Blanco en una entrevista en Radio Galega. Reconoce que existe división en el PSOE pero ha pedido coherencia a los diputados del partido que rompieron la disciplina de voto al asegurar que "a nadie se le obliga a formar parte del Grupo Parlamentario Socialista".

BLANCO EN RADIO GALEGA

La celebración del próximo congreso federal, la fecha está también en el centro del debate.

El desafío lanzado por Pedro Sánchez de volver a presentarse a las primarias si así se lo pide la militancia abre otra factura más en el partido y ha desatado la batalla por la convocatoria del próximo congreso federal, en el que se tiene que elegir a la nueva dirección.