¿Quedamos para ver la Champions? Los bares esperan un impacto de 36 millones

Descarga el fichero

A pocas horas de la final de la Champions League, los establecimientos de hostelería ya se preparan para el "llenazo" de aficionados dispuestos a soltar adrenalina en grupo; si se cumplen las previsiones, el partido puede generar un impacto de 36 millones de euros para el sector.

Informativo mediodía

| 27.05.2016

A pocas horas de la final de la Champions League, los establecimientos de hostelería ya se preparan para el "llenazo" de aficionados dispuestos a soltar adrenalina en grupo; si se cumplen las previsiones, el partido puede generar un impacto de 36 millones de euros para el sector.

Son las expectativas del director de La Viña (Asociación de Empresarios de Hostelería de la Comunidad de Madrid), Juan José Blardony, que se basa en los datos de 2014, cuando se vivió un encuentro calcado que enfrentó por la misma copa también a Real Madrid y Atlético de Madrid, aquella vez en Lisboa.

ÁMPLIA OFERTA

"El partido lo vieron 12 millones de españoles, el 20% de ellos en establecimientos de hostelería", explica Blardony a Efeagro, lo que supone "el triple de un domingo normal de Liga, al ser un evento deportivo de referencia a nivel mundial y encima con dos equipos madrileños".

El secretario general de la Federación Española de Hostelería (FEHR), Emilio Gallego, indica que el 47% de los establecimientos de hostelería oferta fútbol de plataformas de pago pero, en este caso, al tratarse de un partido en abierto, se podrá ver en todos aquellos que tengan televisión, esto es "en prácticamente la totalidad de los bares y el 70% de los restaurantes".

Destaca que tres de cada cuatro establecimientos hosteleros aseguran que estas retransmisiones les suponen un incremento de ventas o al menos no les afecta, por lo que "solo hay un 25% al que le supone un retraimiento", que son los restaurantes de alto nivel que no tienen pantalla de televisión, aclara.

AVALANCHA DE AFICIONADOS

Para preparar la avalancha de aficionados, muchos de los bares y peñas están preparando combos sencillos o menús, con precios pactados, que les permiten racionalizar el proceso de compra y facilitar el servicio durante el partido, indica Gallego. Hay productos concretos, como la cerveza o los refrescos, clásicos en encuentros de este tipo y que, por tanto, experimentarán un alza en este día.

El director general de Cerveceros de España, Jacobo Olalla, subraya que "estos eventos ofrecen una ocasión para encontrarse con amigos y familiares en un bar o restaurante, una situación en la que no puede faltar la cerveza acompañada de algo de comer".

Por ello, aún sin hacer una previsión concreta, esperan "un incremento del consumo de cerveza en los establecimientos hosteleros, principal canal de consumo de esta bebida". En el caso de los refrescos, el director general de la Asociación de Bebidas Refrescantes (Anfabra), Josep Puxeu, apunta que "los acontecimientos deportivos suelen disparar las ventas, especialmente en hostelería".

De esta forma, es "previsible" que este fin de semana de buenas temperaturas que coincide con la final de la Champions, que además enfrenta a dos equipos españoles, "incrementará considerablemente" la venta de refrescos con respecto a fines de semana anteriores, precisa.

En este punto y con la hostelería como uno de los vencedores de la noche, tan solo queda esperar a que empiece a rodar el balón para decir qué equipo y qué afición les acompañan en su celebración.