Un festival no apto para cardiacos

Un festival no apto para cardiacos

Los amantes del cine de terror lo han pasado de miedo en el festival de Obuxo, en Huesca