El teatro más puro

El grupo teatral Impromadrid
Los componentes del grupo Impromadrid, anfitriones y coordinadores del Festim 013, se han consolidado como una de las mejores compañías de improvisación teatral en habla hispana tras más de una década sobre el escenario |impromadrid.com

Sobre el alambre y sin red. Así es como salen al escenario los actores del teatro de improvisación, cada vez con más adeptos, tanto encima del escenario como en el patio de butacas. Y esta semana Madrid reúne a algunos de los mejores de la disciplina. Desde este martes y hasta el domingo 2 de junio, la V edición del Festival Internacional de Improvisación Teatral, FESTIM 013, se celebra en los Teatros del Canal.

Tras el éxito de las cuatro ediciones anteriores, FESTIM se ha convertido en el Festival de Improvisación más importante de España. Constituye una oportunidad única para conocer nuevos espectáculos que llegan desde la otra orilla del Atlántico, de la mano de las mejores compañías americanas. Éstas, además de presentar sus propuestas originales, se enfrentarán entre sí en competiciones de improvisación con la complicidad y participación del público asistente.

Organizado por Impromadrid Teatro, FESTIM 013 incluye en su programación talleres y seminarios magistrales de algunos de los grandes maestros internacionales en el mundo de la improvisación. En esta edición destaca la presencia del canadiense Frank Totino.

El FESTIM es una ocasión excelente para entrar en contacto con un teatro distinto, original y único en cada una de sus funciones. Cada día es una sorpresa y cada espectáculo irrepetible, ya que el espectador, con sus sugerencias, determina lo que sucede en escena, convirtiéndose así en parte y cómplice del Festival. Es una disciplina dónde cada función es una propuesta diferente y única, con escenas creadas en el momento a partir de los títulos y las sugerencias del público. El resultado son situaciones originales, irrepetibles y únicas.

La improvisación teatral es una técnica que permite a diferentes compañías e improvisadores compartir el escenario y crear escenas a partir de los estímulos del público. Desde que en 1977 se creó esta técnica miles de encuentros de improvisación se han representado a lo largo de teatros de todo el mundo.