El perro y la galleta, el lugar de moda junto al Retiro

El perro y la galletasólo tiene unos meses de vida y ya se ha convertido en uno de los restaurantes imprescindibles de la capital. Su original decoración y una carta exquisita, le han convertido en el lugar ideal para comer, cenar o tomar el brunch en animada charla. En realidad, este original restaurante es el hermano mayor del Bar Galleta, en pleno barrio de Malasaña pero con el mismo olor a galleta. Su nombre llama la atención y es que su dueño decidió unir sus dos pasiones, los perros y su pasado, ya que pertenece a la saga del fundador de la clásica María Fontaneda.

En pleno barrio de Salamanca, en El perro y la galleta puedes elegir tres estancias distintas para pasar un buen rato. La sala principal enamora a todo el que entra con su colección de radios, cámaras antiguas y unas mesas de madera que hacen la delicia de los comensales. Al entrar en el antiguo comedor, tendrás la sensación de volver a la época victoriana con un mirador y sus librerías centenarias repletas de vajillas francesas e inglesas. Por último está el corazón de El perro y la galleta, la cocina. Cazos y sartenes de cobre alternan con una moderna barra, donde podrás ver cómo se van preparando los platos.

Su carta no es fácil de definir, ya que los platos tradicionales se entremezclan con sabores de vanguardia. A medida que llegan los productos de temporada los platos van variando, pero no puedes dejar de probar las flautas de pollo, el tartar de atún, el rissotto de boletus, la coca de jamón de pato, higos, rabanitos y las berenjenas rebozadas en galleta, entre otros muchos.

Dónde: C/ Claudio Coello, 1

Horarios: De lunes a miércoles - 8:30 a 00:30 / Jueves: 8:30 a 01:00 / Viernes: 8:30 a 01:30 / Sábados: 10:00 a 01:30 y Domingos: 10:00 a 00:30

Reservas: +34 606822421

Precio medio: 35 euros