EEUU no informó a Pakistán de la operación contra Bin Laden, según la CIA

Busca pistas sobre Al Qaeda en los archivos informáticos de Bin Laden

internacional

| 03.05.2011 - 18:25 h

Estados Unidos no informó a Pakistán de la operación contra el líder de Al Qaeda, Osama bin Laden, porque podría poner en riesgo la misión, afirmó el director de la CIA, Leon Panetta, en una entrevista con la revista Time publicada hoy.

Los estadounidenses temían que los paquistanés "pudieran alertar a los objetivos", dijo Panetta en la primera entrevista después de la operación en la que murió el jefe de Al Qaeda.

Durante meses EEUU consideró un ataque más amplio que incluyera la coordinación con otros países, en especial Pakistán, pero la CIA descartó la participación de su aliado porque "cualquier esfuerzo por trabajar con los pakistaníes hubiese puesto en peligro la misión", dijo Panetta.

Otro de los planes considerados por EEUU consistía en un bombardeo desde aviones B-52 o un ataque con misiles cruceros pero estas opciones se descartaron por la posibilidad de grandes "daños colaterales", es decir, bajas entre la población civil.

Panetta relató a Time las deliberaciones durante la última semana entre los altos funcionarios en los servicios de inteligencia hasta que llegaron a "pruebas circunstanciales" que señalaban la presencia de Bin Laden en la ciudad de Abbottabad.

Entre los expertos, Panetta encontró algunos preocupados porque se repitieran los errores que llevaron al fracaso, en 1980, de un intento de rescate de rehenes estadounidenses en Irán, y otros que temían una repetición de lo ocurrido en Somalia, en 1993, cuando dos helicópteros estadounidenses fueron derribados.

Panetta dijo que algunos de sus asesores se preguntaron qué ocurriría si uno de los helicópteros estadounidenses enviados a la misión era derribado y, en medio del incidente, aparecían las fuerzas militares pakistaníes.

Pero Panetta llegó a la conclusión de que había elementos suficientes para arriesgarse a lanzar la misión, y el jueves pasado hubo una reunión "crucial" en la cual el presidente Barack Obama escuchó los argumentos de sus asesores.

Las pruebas seguían siendo inciertas sobre la presencia de Bin Laden en la residencia que sería atacada y la decisión quedó en manos del presidente.

Panetta se enteró de que el presidente había aceptado los argumentos del director de la CIA el viernes pasado, cuando "Obama dijo que autorizaba la misión con helicópteros y oficializó la orden con una carta firmada".

Una sala de conferencias, sin ventanas, en el séptimo piso de la sede de la CIA en Langley (Virginia) se convirtió en el centro de comando de la misión, en comunicación directa con los mandos en el terreno y las unidades de fuerzas especiales de la Marina, SEALS, que ejecutaron la operación.

Entre los presentes se encontraba el general William McRaven, jefe del Mando Conjunto de Fuerzas Especiales, a quien Panetta repetidas veces le preguntó que significaban los mensajes y códigos intercambiados en las comunicaciones.

"Cuando finalmente McRaven dijo que habían identificado a 'Jerónimo' -el código asignado a Bin Laden- todo el mundo aflojó la respiración contenida", relató Panetta. Cuando los helicópteros levantaron vuelo del predio atacado hubo un aplauso unánime en la sala de Langley.

BUSCA PISTAS SOBRE AL QAEDA

Por otra parte, los servicios de inteligencia de EEUU examinaban decenas de discos y archivos informáticos hallados en la residencia de Osama Bin Laden en Pakistán, con la esperanza de obtener nuevas claves en la lucha contra la terrorista red Al Qaeda.

Entre los objetos hallados en una redada a la casa en la que se escondía el líder terrorista en la localidad de Abottabad, se encuentran 10 discos duros, cinco ordenadores y más de 100 dispositivos de almacenaje informático, entre ellos discos de datos, DVDs y discos de memoria externos, según la cadena CNN.

"Estuvimos en el complejo unos 40 minutos y pudimos hacernos con algunos materiales que se encontraban allí. Gran parte de ellos están siendo explotados y revisados ahora", dijo a la CNN el asesor presidencial para la lucha contra el terrorismo, John Brennan.

Según el funcionario estadounidense, la prioridad de EEUU es "ver si podemos conseguir claves sobre cualquier complot terrorista que pueda estar desarrollándose para poder tomar las medidas que detengan todo tipo de plan de ataque".

"En segundo lugar, estamos intentando averiguar si hay pistas que conduzcan a otros individuos dentro de la organización o sus capacidades", añadió Brennan.

Los archivos están siendo revisados en un enclave secreto en Afganistán, desde donde se lanzó la operación que culminó con el asesinato de Bin Laden tras diez años de búsqueda del terrorista más peligroso del mundo.

El operativo fue realizado por un pequeño grupo de soldados de la Fuerza de Operaciones Especiales de la Marina (SEALS) en un complejo valorado en un millón de dólares en Abbottabad, en las cercanías de Islamabad, y se completó en 38 minutos.

Redacción Telemadrid.es |redaccion.internet@telemadrid.es | contactar con el redactor
Escribe tu comentario¿Quieres participar?
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
6 + 2 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados