2017. Barcelona sufre su peor atentado

2017. Barcelona sufre su peor atentado

Siguiendo la estela de otros atentados terroristas masivos en Europa, una furgoneta que circulaba a toda velocidad por La Rambla de Barcelona dejó el 17 de agosto de 2017 un total de 16 muertos y 131 heridos.

El conductor de la furgoneta, Younes Abouyaaqoub, que fue abatido cuatro días después por los Mossos d'Esquadra, pertenecía a una célula compuesta por otros miembros que la misma noche del atentado de La Rambla intentaron reproducir el ataque en el paseo marítimo de Cambrils al saltarse un control policial. Allí consiguieron matar a una persona y herir a otras seis, antes de ser abatidos.

La investigación llevó a una vivienda de Alcanar (Tarragona), donde el día antes se había producido una explosión de gas. Allí era donde la célula estaba preparando sus acciones, liderada por el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty, que había radicalizado a los componentes de la célula y que murió en la explosión del chalet.