2008. El accidente de Spanair, el más grave en la historia de Barajas

2008. El accidente de Spanair, el más grave en la historia de Barajas

El vuelo JK5022 de Spanair debía cubrir el 20 de agosto de 2008 el trayecto entre Madrid y Las Palmas. Pero nada más despegar poco después de las 14:00 h. por la pista L36 del aeropuerto de Barajas, se estrelló contra el suelo, se partió en varios fragmentos y explotó. Como resultado de ello, 154 personas fallecieron entre pasajeros y tripulación, mientras que hubo 18 supervivientes.

Fue el accidente más grave que ha sufrido el aeropuerto de Madrid y el tercero más mortífero de la historia de la aviación española. Tras meses de investigación, los informes técnicos dictaminaron que la causa principal del siniestro fue un fallo humano. Los pilotos habían abortado un primer despegue por una avería detectada en la aeronave y, cuando fue solucionada y volvieron de nuevo a pista, olvidaron comprobar y desplegar los alerones que ayudan a los aviones en las labores de despegue y aterrizaje. Además, tampoco funcionó la alarma de la nave que debía alertar sobre ese descuido.