2004. 11 de marzo, el día más triste de Madrid

2004. 11 de marzo, el día más triste de Madrid

Trece explosiones simultáneas en cuatro trenes de Cercanías de Madrid provocaron el mayor atentado terrorista en Europa, que dejó un balance de 192 muertos y más de 2.000 heridos.

La mañana del 11 de marzo de 2004, en plena hora punta, miles de trabajadores y estudiantes se dirigían, como cada día, a sus centros de trabajo y formación. Pero el terrorismo yihadista se cruzó en sus caminos con bombas colocadas en mochilas en las estaciones de Atocha, El Pozo y Santa Eugenia. Los servicios de emergencias se enfrentaron a su mayor reto y los madrileños se lanzaron a las calles haciendo cola para donar sangre o ayudar a los heridos, en una ola de solidaridad que continuó los días siguientes con manifestaciones multitudinarias por toda la región, extensibles a todo el país.

En plena campaña electoral de las generales del 14 de marzo, a primera hora de la mañana políticos y medios de comunicación no pensaban en otra posibilidad que el terrorismo etarra, que en aquellos años seguía golpeando con asesinatos y acciones violentas. Pero a mediodía los servicios de inteligencia y las primeras investigaciones comenzaron a contemplar la vía yihadista, que finalmente se confirmó.